• Museo Carlista de Madrid

Iconografía de Antonio Molle

Actualizado: ene 13

Las biografías publicadas hasta la fecha con la vida del mártir Antonio Molle o bien carecen de fotografías o las mismas son escasas y de poca calidad. En la última de ellas y la más prodiga en fotografías, publicada hace ahora diez años por Fray Santiago Cantera OSB, se recogen algunas de las pocas imágenes existentes del joven requeté, y en una de ellas, se menciona expresamente que se trata de "el único retrato que se conserva del joven Antonio Molle Lazo, vestido de paisano. Esta fotografía ha sido utilizada para varias estampas que promocionan su beatificación".


Antonio Molle Lazo en una foto en su juventud, hasta hace poco la única conocida.

Este "único retrato" de Molle, que aparece en el conmovedor cortometraje Un grito al cielo, de la productore Agnus Dei -disponible en YouTube-, fue utilizada para la realización de un retrato del joven, de autor desconocido y propiedad de Victoriano Ruíz y Sánchez del Cueto, en el que aparece con el uniforme de requeté, y que ha sido profusamente utilizado en estampas y octavillas con la Oración por su beatificación.


Retrato de Antonio Molle inspirado en su fotografía

En esta misma línea de recreación artística a partir de los rasgos mostrados en esa única fotografía, se inscribe el dibujo del martir, igualmente con uniforme de requeté y también de autor desconocido, que forma la imagen más habitual en esas estampas y la más reconocible para todos los devotos del heroico requeté.


Antonio Molle en un dibujo con uniforme requeté, quizás su imagen más conocida

Un dibujo similar fue el realizado por J. Ortega en 1840, que apareció en unas estampas de gran formato, de las que se hizo una amplia tirada.


Ya en tiempos recientes, se han llevado a cabo algunos dibujos evocando la imagen del heroico requeté. El de mayor calidad entre ellos fue un encargo de Javier Mª Pérez-Roldán al artista militar José María Crespo Gómez, en el que el mártir aparece yaciendo sin vida en el suelo con los brazos extendidos en cruz y en presencia de Jesucristo y la Virgen María.



Otro dibujo es el que representa a un miliciano propinando un tremendo puñetazo a Antonio Molle, que le hace perder el equilibrio. Se trata de un pequeño dibujo que hizo un colaborador de la revista carlista Ahora Información para la misma, y que se publicó siendo su director Javier Barraycoa.



El último de los dibujos es más reciente y es debido a un dibujante joven dedicado exclusivamente a la realización de bocetos.




La falta de otras fotografías de Antonio Molle -del que probablemente a todos nos hubiera gustado conocer una imagen contemporánea de su martirio y vestido de requeté- se suplió echando mano de las otras dos fotografías de él conocidas: una en la que aparece vestido de marinerito en su tierna infancia, y la otra del día de su Primera Comunión. No las ideales, desde luego, para ilustrar unas estampas en las que se difundía su martirio en el frente y cuando el joven contaba 21 años pero, al fin y al cabo, las únicas disponibles para evitar que repetir una y otra vez una única imagen.

La falta de otras fotografías de Antonio Molle -del que probablemente a todos nos hubiera gustado conocer una imagen contemporánea de su martirio y vestido de requeté- se suplió echando mano de las otras dos fotografías de él conocidas: una en la que aparece vestido de marinerito en su tierna infancia, y la otra del día de su Primera Comunión. No las ideales, desde luego, para ilustrar unas estampas en las que se difundía su martirio en el frente y cuando el joven contaba 21 años pero, al fin y al cabo, las únicas disponibles para evitar que repetir una y otra vez una única imagen.






Antonio Molle Lazo en sus años de infancia

Junto a estas imágenes, conocemos también la imagen de los restos mortuorios del mártir, velados por requetés en su traslado a Jerez. Esta imagen, indudablemente más relacionada con su martirio, no ha sido, sin embargo, prácticamente nunca utilizada en las estampas, sustituyéndose por fotografías de su sepulcro en la Iglesia del Carmen o por otras imágenes religiosas -Cristo Rey o la Virgen- cuando se quería hacer alusión a la veneración de sus restos.


El cadaver de Antonio Molle antes de su traslado al cementerio de Jerez

Estas imágenes, y alguna pequeña variante de las mismas posibilitada por las técnicas digitales actuales, han constituido hasta ahora la totalidad de la iconografía de Antonio Molle. Desde luego mucho menos de lo que la devoción y hasta la simple curiosidad hubieran deseado de un mártir y presunto futuro santo -si alguna vez su proceso de beatificación llegara a concluir con éxito- cuya vida transcurrió ya entrado el siglo XX, cuando la fotografía se hallaba ya bastante extendida.

En los últimos años, después de la publicación de la última biografía de Antonio Molle - editada como hemos señalado en 2009-, se han dado a conocer inesperadamente y por parte de la productora Agnus Dei, otras tres imágenes de Antonio Molle, dos en los años en los que era ya un joven militante de la Comunión Tradicionalista, es decir, en los días de la República, y la tercera con su clase en sus años de estudios de educación primaria. Las mismas, de calidad bastante aceptable y todavía muy poco divulgadas, tienen un notable interés, pues prácticamente duplican el fondo fotografico existente hasta ahora.


Antonio Molle Lazo en una fotografía inédita hasta fecha reciente

Imagen de Antonio Molle extraida del documental producido por Agnus Dei



Antonio Molle en su clase de educación primaria, en una fotografía publicada también por Agnus Dei y hasta ahora inédita


Hace más de tres décadas, tuve la ocasión de visitar a Manuel Molle Lazo, hermano del mártir y también requeté en la Cruzada, en su casa de Jerez. Allí pude contemplar, y fotografiar con su autorización, las reliquias -usando por ahora este término en un sentido laico hasta que no se complete, deseablemente con éxito, el proceso de beatificación- de su hermano, conservadas piadosamente en una vitrina de cristal y entre las que se encuentra la boina roja que usaba. Igualmente el retrato al óleo que presidía la sala de estar y del que , a diferencia del mencionado más arriba, no se han hecho hasta ahora reproducciones.


Reliquias de Antonio Molle Lazo conservadas por su familia


Antonio Molle Lazo, detalle del retrato al óleo propiedad de su familia


También por entonces tuve oportunidad de ver, y fotografiar con la poca calidad de las primeras cámaras digitales, el plato y cubiertos de rancho del requeté mártir que se mostraban en el Museo del Ejército, situado entonces en Madrid, y que con su traslado a Toledo habrán quedado arrumbados en sus almacenes.


Plato y cuchara de rancho que pertenecieron a Antonio Molle en su período en el Tercio de requetés de Nuestra Señora de la Merced. Se conserva en el Museo del Ejército.

Para terminar, merece la pena destacar también la imagen de la vitrina que Antonio Molle tiene dedicada en el Museo Carlista de Madrid. Modesta si se quiere, pero considerada por el autor como uno de los rincones preferidos del Museo.


Recuerdos de Antonio Molle Lazo en el Museo Carlista de Madrid


Todas estas fotografías, y otras muchas otras que pueden ir apareciendo, tendrían que formar parte de esa gran biografía que estamos esperando de Antonio Molle -ojala el P. Cantera se anime a ello ampliando su obra previa-, editada con la calidad editorial que merece, y que ayude a seguir dando a conocer en nuestros días la vida del ejemplar requeté gaditano, llamado con toda propiedad por sus primeros biógrafos el "mártir de Cristo Rey" y el "mártir de la boina roja".





MUSEO CARLISTA DE MADRID.-

Colección J. Urcelay

Reservados los derechos. Museo Carlista de Madrid.- Colección J. Urcelay